Entre las muchas reflexiones del orador y escritor filosófico Jiddu Krishnamurti, hay una que siempre nos ha llamado la atención en Nueva Visión Terapéutica:

"No es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma"

De hecho, el proyecto Nueva Visión Terapéutica surge de la inquietud que nos ocasiona el sentir que vivimos en una sociedad con muchas carencias en torno a la gestión emocional. El aspecto emocional de las relaciones humanas constituye el núcleo sobre el que se construye nuestra sociedad, define los valores de convivencia y de respeto que la vertebran, y hace que valoremos a los demás como a nosotros mismos.

Así fue como surgió este proyecto de la mano de Juan Carlos San Nicolás, inspirado por la idea de una sociedad emocionalmente sana, en la que los individuos que la conforman pueden cambiar si se les dota de las herramientas adecuadas para ello. Una reflexión fruto de 15 años de formación y trabajo como coach en gestión emocional, y de la apreciación de los cambios experimentados en las personas a las que acompaña. La experiencia y conocimientos adquiridos en su día a día, le ha llevado a tomar conciencia de que la combinación de las técnicas que explicaremos en los apartados siguientes da como resultado una importante evolución personal.

La relación entre consciente e inconsciente en nuestra psique es de un 5% frente a un 95%, y las decisiones que tomamos en nuestra vida vienen regidas en la misma proporción. 

Sin embargo, las cosas no tienen por qué ser necesariamente de esta manera. Se puede aprender a sentir sin sufrir, a sacar una enseñanza que trascienda lo ocurrido, a agradecer y a perdonarse. Esto da un sentido a la existencia que nos permite vivir plenamente.

Se trata, por tanto, de una evolución emocional; de un proyecto que cree en un futuro mejor para las personas y la sociedad. La vida es demasiado importante, demasiado hermosa, como para no vivirla conscientemente. Las personas que sienten esto en su corazón generan cambios en su entorno, constantemente. Cambios que mueven conciencias, que despiertan emociones, y que hacen que otras personas cambien su forma de mirar las cosas. Un cambio de perspectiva que ayuda a su crecimiento como individuos y a aprender y sentir lo que realmente es el amor incondicional.

El amor incondicional. Si hay un objetivo principal sobre el que puedan articularse todos los demás es éste: la toma de conciencia sobre lo que es el amor incondicional; lo importante que es para liberarse de las cargas que lastran nuestras vidas. Gracias a ello las personas se desarrollan como individuos libres: libres de aquello a lo que inconscientemente se han apegado, de aquello que les perjudica o les hace enfermar, libres del miedo.

 

Una mente subordinada al corazón, y un corazón subordinado a la vida.

Somos un equipo de profesionales del ámbito de la salud altamente cualificados que nos hemos unido en la búsqueda de un crecimiento personal y la creación de una técnica única, sencilla, y resolutiva.

Esta es la filosofía por la que soñamos y vivimos en Nueva Visión Terapéutica (N.V.T.),  el paraguas que contiene a BIOHEART® y BIODIVULGA®

somatoemocional-h